En nuestro post anterior hablamos de lo importante que era iniciarse en el mundo digital por medio de la tecnología y el análisis de la información. Han cambiado las reglas del juego y que hay que aprender a trabajar de otra manera. La era industrial ya pasó a la historia y andamos sumergidos en la era de la información. Debemos habituarnos a ser más eficientes en la prestación de servicios y hacer un mayor esfuerzo por conocer a nuestros clientes, con ayuda de la tecnología digital. Si la primera condición para convertirse en un autónomo digital era digitalizar y aprender a analizar los datos de nuestra actividad el segundo y fundamental elemento es poseer una buena web de autónomo. Hoy nos centraremos en eso.

Una buena web de autónomo, eje central de nuestra actividad

Implementar una buena web de autónomo es una de las tareas más importantes que deberás afrontar en tu interacción con el mundo digital. Internet se ha convertido en una especie de centro comercial gigantesco al que todas las personas acuden para buscar profesionales que les solucionen sus problemas. Como seguramente ya imaginas, no basta con tener una web, hay que lograr la mejor web posible, aquella que muestre nuestro producto o servicio de forma tan acertada, que nos permita destacar y diferenciarnos entre los miles de competidores que ofrecen exactamente lo mismo que nosotros.

¿Qué vamos a contar?

El secreto para impactar y conseguir una buena web no es gastarse una fortuna en conseguir un diseño vanguardista, pues en la mayoría de las ocasiones un exceso de «sofisticación» produce justo el efecto contrario. Afortunadamente para muchos de nosotros, tener una buena web no es cuestión de dinero, sino de comprender el papel de la web como punto de venta y centro de comunicación con el cliente, nuestra tarjeta de presentación. Por eso la tarea crucial es diseñar y estructurar la información que vamos a ofrecer. Saber qué queremos contar es algo a lo que hay que dedicar tiempo en serio y nadie lo puede hacer por nosotros.

Una buena web de autónomo debe incluir:

  • Todos aquellos datos relevantes que a tu cliente le gustaría saber acerca de ti. Por ejemplo, es esencial explicar de forma clara y directa en qué consiste el servicio que ofreces.
  • El precio exacto de tu servicio, sin condiciones escondidas en letra pequeña, pues las sorpresas de última hora harán que tu cliente se disguste, lo más seguro es que no vuelva a llamarte. O peor aún, hablara mal de ti, escenario que en estos días de extrema competencia directamente no te puedes permitir.
  • El teléfono o el email de contacto deben tener un lugar destacado en la página web. Aunque parezca mentira, muchos han perdido potenciales clientes por culpa de un detalle tan pequeño.

Analiza tu web de autónomo

Sucedió que el internauta dedicó varios minutos a buscar como contactar y como encontró la información rápidamente, abandonó la página y se fue a buscar ese servicio a otro sitio. Para asegurarte de que tu mensaje está bien explicado, podrías enseñar tu web a amigos o conocidos y preguntarles si se entiende bien el servicio o el producto que ofreces:

  • ¿Qué impresión les da?
  • ¿Comprarían un servicio o un producto así?
  • ¿Qué echan en falta?,
  • ¿Les parece que tu web trasmite profesionalidad?
  • ¿Creen que el precio es adecuado para el producto o servicio?

La importancia de escuchar

Este sencillo ejercicio recoge la regla de oro de nuestro tiempo, transmitir información y recoger la opinión de los que la reciben. Primero puedes ejercitarte con tus conocidos, pero más adelante deberás aprender a recoger información de tus propios clientes. No hace falta que empieces haciendo todo de golpe, este es un proceso orgánico, al que hay que ir acostumbrándose poco a poco. Solo necesitas colocarte en la línea de salida. Si empiezas ahora, entonces trata de diseñar la estructura de la web con esta visión desde un principio, así crearás una base sólida que te permitirá expandirte y seguir creciendo en el futuro. [Toda esta parte yo la suprimiría, resulta redundante:]

¿Cómo nos presentamos en una web de autónomo?

En el primer nivel de digitalización, debemos asegurarnos que nuestra web nos garantice una excelente tarjeta de presentación y a lo mejor para ello tenemos que invertir una pequeña cantidad en un experto que nos ayude a lograrlo. En Extra Software tenemos un servicio especializado en la creación de webs de autónomos  [añadimos enlace] que puede ayudarte a conseguir tus objetivos.

Además, al ser autónomos tenemos otra obligación muy importante, transmitir confianza. Si una persona no nos conoce, hay que ofrecer garantías. Por eso es muy conveniente mostrar en la web nuestras cualificaciones profesionales y también la experiencia acumulada. ¿Cómo se logra esto? Pues explicando otros proyectos que hayamos realizado o pidiendo permiso a nuestros clientes para incluir sus marcas en nuestra web, como ejemplo “contundente” de que existen otras empresas que confían en nosotros.

Por último, existen muchas dudas sobre si los autónomos deberían poner su foto en la web. Lo que aconsejan los expertos es que si, cualquier cosa que nos acerque a nuestro potencial cliente, que le dé conocimiento sobre nosotros, es bienvenida, así que hay que dedicarle tiempo a hacerse esa fotografía ideal. Aunque no nos apetezca, la imagen es condición obligatoria en la era digital.

En nuestra próxima publicación seguiremos ahondando en el email marketing y otras herramientas de marketing digital.