Los negocios tienen que utilizar la tecnología. Es el mantra que todos los autónomos han escuchado alguna vez. Pero, ¿Más tecnología se traduce en mayores ingresos? ¿Los autónomos digitales ganan más? Según un estudio de la Comunidad Europea, sí. Los autónomos que utilizan las herramientas digitales ganan tres veces más que los que no lo hacen.

Casi todos los autónomos lo saben: hay que adaptarse a los cambios; usar los programas de gestión en nube como Gextor Next para ser más eficaces en el control administrativo, invertir en publicidad online, comunicarse a través de redes sociales y otros tantos deberes que al fin y al cabo se pueden resumir en una sola palabra: digitalización. El autónomo tiene que digitalizarse pero, ¿para qué? ¿Los autónomos  digitales ganan más?

Según un informe de la Unión Europea, sí. Al menos, eso se desprende de su último estudio: «El autónomo digitalizado en España triplica el salario bruto promedio del autónomo español y gana un 39% más que la media de los trabajadores asalariados españoles». Según el mismo informe, los trabajadores por cuenta propia analizados facturan un promedio de casi 70.000€ al año y su salario neto -aunque con variaciones en función del mes- ronda los 2.000 euros netos.

El estudio sostiene que aquellos trabajadores por cuenta propia que utilizan las tecnologías para su negocio triplican los ingresos de los que no lo hacen. Así, según sus datos, «el autónomo digital consigue una facturación bruta media anual de 68.438€. Esta cantidad identifica una media mensual de 5.703€ en cuanto a ingresos.»

Si se compara la facturación mensual del autónomo digital con la del que no se sirve de la tecnología para su negocio la diferencia es significativa.» El autónomo digitalizado triplica el salario bruto promedio del autónomo español.» Aseguran las mismas fuentes.

Pero ¿de verdad siempre es así? ¿Utilizar la tecnología asegura que el autónomo vaya a aumentar sus ingresos? Para los expertos existen algunas condiciones. La tecnología es una herramienta que da ventajas al autónomo, pero de él dependerá saber utilizarla y sacarle el máximo rendimiento.

Algunos consultores del ámbito digital se muestran reacios a afirmar que el mero hecho de utilizar herramientas de marketing digital vaya a aumentar los beneficios de un negocio. «Partimos de la base de que Internet no es barato. Nada es gratis. No basta con poner en marcha una web y actualizar de vez en cuando las redes sociales del negocio. Las herramientas digitales son tan solo eso: herramientas. Que, además, aportan ventajas competitivas. Del autónomo dependerá saber utilizarlas» explicaron.

El valor de internet

Internet tiene una ventaja clara: facilita la entrada al mercado. «Con un coste menor al de un establecimiento físico, un negocio puede montar una web y tener un control mayor de sus progresos. Con Internet y la Nube es más fácil llevar métodos de “ensayo y error” y controlar los gastos; los efectos de una campaña; las visitas o las reacciones del cliente ante cualquier acción. Todo lo demás depende del autónomo, de si sabe identificar a su cliente y fidelizarlo que, al fin y al cabo, es lo importante.

A la pregunta de si los autónomos digitales ganan más que los que no lo están, la respuesta de algunos de los consultores preguntados fue clara: «Depende. Las herramientas son el medio, un medio con el que se puede reducir y controlar mejor los gastos pero lo importante es la calidad del producto o servicio. De nada sirven las estrategias SEO y el marketing digital si el autónomo no es capaz de atraer y retener al cliente con su trabajo. Siempre recomendaremos que se use Internet pero no de cualquier forma ni a cualquier precio».

Las herramientas digitales son como cualquier otra herramienta, un medio para llegar a un fin. Internet es una oportunidad, un escaparate, una ventaja que tienen todos los negocios y que deben saber utilizar. Un cliente que necesita cualquier producto o servicio no va a buscarte por la calle, se meterá a Internet para encontrar el negocio que más le convenga. Y es ahí, cuando nace la oportunidad de que encuentren tu establecimiento y compren en él. A partir de ahí será responsabilidad del autónomo y no de Internet que el cliente repita.