La tribu digital es un concepto que va tomando fuerza día a día de la mano de una cultura digital que está en constante cambio. Si eres experto en una materia o conocedor de un tema, quizás haya muchas personas que quieran seguirte en internet y sobre la base de esa confianza, estén dispuestos a comprar tus productos y tus servicios. Si eres un profesional autónomo o freelance, no te lo pienses ni un segundo, es en internet en donde se encuentran los clientes.

A continuación, te invitamos a conocer cómo funciona una tribu digital y cómo puedes fortalecer tu liderazgo en los servicios o productos que ofrezcas. 

¿Cómo liderar una tribu digital?

Una tribu se define como un grupo de personas que comparte una idea, se reúne y es liderado por alguien. Este concepto se utiliza hace miles de años, pero es ahora que cobra relevancia en el marketing, cuando estas reuniones se convierten en virtuales.

En estas tribus digitales, el rol del líder es clave. Liderar es inspirar y mover a través de la coherencia, la visión, el respeto y el compromiso. Aquí, el valor de tu trabajo no está en la idea que tenga la marca, está en las personas que están interesadas en seguirte.

500 millones de canales de YouTube existen aproximadamente en la actualidad, lo que habla de la diversidad de potenciales nichos. Las etapas que estamos viviendo constantemente las personas, como un matrimonio o la compra de la primera casa, pueden convertirse en grandes oportunidades para las personas o empresas que deseen liderarnos.

En su libro “Tribes” (“Tribus”), Seth Godin argumenta que por primera vez y gracias a internet, todos tenemos la oportunidad de comenzar un movimiento. Armar un grupo de personas que comparten una idea, darles un contexto donde puedan juntarse y hacer cosas impresionantes. Godin señala que existen tribus en todas partes, hambrientas por conectarse con otras personas y ser lideradas. Este autor define a las tribus como un concepto muy sencillo, que data desde hace unos 50 mil años y que se basa en liderar y conectar a personas e ideas. Cuando un grupo de personas que comparte una idea se reúne y es liderado por alguien, se convierte instantáneamente en una tribu.

Con la evolución de Internet, hoy se ha hecho extremadamente fácil formar una tribu digital. Al aparecer redes sociales como Facebook, las personas son capaces de encontrar a otras afines, y participar de pequeñas comunidades con intereses comunes. Por ejemplo, si te gusta el tenis, con sólo un par de clics puedes encontrar a otros fanáticos y juntarte a jugar o ver partidos. De una u otra forma, las personas ahora pertenecen a minorías que pueden tener un comportamiento tribal. Y muchas de ellas -incluso sin saberlo- están buscando a alguien que las lidere.

¿Cómo podemos identificar una tribu digital?

A medida que van pasando los años, las personas vamos viviendo diferentes etapas de vida, las que están conectadas con distintas experiencias y responsabilidades que tenemos que asumir.

Por ejemplo, cuando una novia está próxima al matrimonio, suele ocurrir que sus intereses y preocupaciones principales, hasta el día de la boda, están relacionados con la organización: el vestido, la ceremonia y lo que gire alrededor de la celebración. Por otro lado, cuando esta misma novia tenga su primer hijo o hija, estos intereses cambiarán totalmente. Ahora querrá saber cuál es la mejor clínica para el parto o cómo debe mudar a su bebé recién nacido.

Lo más importantes es que, en las diferentes etapas de la vida por las que pasamos las personas, pueden encontrarse grandes oportunidades para aquellos profesionales que nos quieran liderar. Comprar una casa, ropa deportiva, crear una empresa, organizar unas vacaciones, etc., no son más que algunos ejemplos de oportunidades, ¿En qué momento sería necesario tu servicio o tu producto? Y después, tratar de encontrar esos nichos de clientes en internet.

¿Cuál es la ventaja de liderar una tribu digital?

Hace pocos años, la única manera de probar y ver si una idea de producto o servicio era exitosa, era saliendo al mercado. El problema es que si la idea no era exitosa se perdía la inversión. Afortunadamente hoy, con todas las herramientas y canales que nos brinda Internet es de lo fácil llegar a las personas, se propone que:

  1. Antes de lanzarte con una idea, verifica que exista el nicho de mercado asociado. Para ello, haz un estudio de mercado digital; si no encuentras el nicho, no te arriesgues, seguro existen otros.
  2. Si el nicho de mercado existe y tiene un tamaño interesante, reúnelos y lidéralos.
  3. Una vez que los lideres, pregúntales si les interesa tu idea. Si es así, ofrécela. Y si no, piensa en otro producto o servicio que les podría interesar y pregúntales nuevamente.

¿Qué se necesita para armar un movimiento?

Cuando logramos construir una tribu digital tan poderosa como para que dentro de ella comiencen a germinar otras, lideradas por distintos miembros, es cuando la convertimos en un movimiento.

Cuando tus seguidores más fieles comiencen a comprometerse contigo y con la tribu, tanto que decidan tomar la iniciativa y voluntariamente empiecen ellos mismos a liderar, el trabajo está prácticamente listo, has comenzado un movimiento. Puede ser de cualquier cosa que tenga que ver con tus servicios: cocinar, tiempo libre, moda, deporte.

Crear una tribu digital toma tiempo, por eso ahora que estamos casi todo el tiempo en casa, es el momento ideal para hacerlo. No tendrás otra oportunidad de tiempo como esta.

Vamos al descomponer el proceso en tres etapas:

  1. Encontrar una idea. No todas las ideas son dignas de una tribu Tómate todo el tiempo necesario para elegir la idea, estudia el mercado, analiza la demanda y la competencia.
  2. Conectar personas. Aunque Internet ha logrado que este proceso sea mil veces más rápido que antes, no es fácil encontrar a personas que realmente tengan el interés necesario alrededor de una idea. Involucra a tus seguidores y hazlos parte del proyecto.
  3. El camino a convertirte en un referente dentro de una tribu digital toma tiempoy requiere un nivel de especialización que necesitará de mucha experiencia y estudio. Trata siempre de liderar tribus con ideas que te sean naturalmente fáciles de aprender y en las que tengas habilidades innatas.

¿Qué rol juegan Google y Facebook para  formar una tribu digital?

Un tema que constantemente provoca discusión en relación a Internet es la cantidad de datos que las empresas de tecnología de uso masivo van acumulando sobre nosotros y nuestro comportamiento. El modelo principal de negocios de Google y Facebook radica en su capacidad para retener usuarios en sus sitios web. Ambos viven de la explotación de dos variables:

  1. El uso y tiempo de permanencia en el sitio. Ambas empresas se aprovechan de todo el tiempo que pasamos en sus sitios (el motor de búsqueda de Google y la plataforma social de Facebook) y la cantidad de veces que los visitamos al día.
  2. La información demográfica y de comportamiento que extraen. Cada vez que dejamos de manera consciente un dato de nuestro perfil, como nuestros gustos o el lugar donde vivimos, estudiamos o trabajamos; o cada vez que navegamos por los distintos perfiles, fotos, eventos, páginas web, entre otros, estas empresas guardan esos datos y los van acumulando.

Estas variables luego son utilizadas para ofrecer la plataforma a sus anunciantes. Con todos estos datos, ambas empresas pueden argumentar que millones de usuarios de todo el mundo utilizan muchas veces al día sus plataformas.  Por otro lado, pueden permitirles a los anunciantes elegir, dentro de todo este universo, a qué segmento quieren apuntar. Para el Marketing Digital constituye una gran ventaja saber quiénes, cómo y, sobre todo, cuántos son los usuarios que podrían estar interesados en el producto o servicio que nosotros queremos ofrecer.

La rapidez de estos ejercicios, hace que ocupar las herramientas de “estudio de mercado” para anunciantes sea un “no brainer” (que no deja lugar a duda) a la hora de evaluar cualquier tipo de proyecto.

Esto nos sirve para identificar rápidamente si un segmento del mercado tiene el volumen suficiente como para convertirse en una tribu digital interesante para liderar, al mismo tiempo que nos entrega insights invaluables para conocer en detalle las preferencias y problemáticas de ese grupo de personas.