Muchos expertos aseguran que el mercado no volverá a ser el mismo, habrá un antes y un después del coronavirus, aunque si somos sinceros la revolución que estamos viendo en el mercado actual no es solo fruto de la pandemia, muchas de las megatendencias que ahora empiezan a mostrar su fuerza, venían anunciándose desde hace varios años. Por esta razón, los consultores de negocio de todo el mundo recomiendan detenerse un momento, respirar profundo y dedicarle un tiempo prudencial al análisis de las nuevas tendencias del mercado en la próxima década. Antes de pensar en reconstruir y volver a poner en marcha nuestro negocio tal y como estaba, parece prudente reflexionar sobre si ha llegado el momento de hacer las cosas mejor. 

1. Transformación de los hábitos de compra

Lo más importante que ha sucedido en los últimos siete meses ha sido que entre un 70% y un 75% de los hábitos de compra de los consumidores han cambiado durante la pandemia. No se trata solo de una caída en la compra de viajes, si no que afecta a todos los ámbitos, desde el ocio a la cesta de la compra. Se ha comprobado que durante el confinamiento casi el 80% de los consumidores ha probado nuevas marcas. Y lo más importante, el 50% de ellos asegura que piensa seguir comprando a los nuevos proveedores que ha descubierto.

2. Crecimiento drástico del eCommerce

Esta nueva realidad, que hace tambalearse los cimientos de las grandes marcas consolidadas en el mercado, es sin embargo una oportunidad excelente para los emprendedores que quieran ofrecer nuevos productos y servicios a unos consumidores sedientos de cambio. Podríamos decir que nos encontramos ante un nuevo consumidor, que prefiere comprar cosas que se ajusten mejor a su situación actual, como por ejemplo al teletrabajo, lo cual ya ha disparado al eCommerce en España a un crecimiento del 23% en lo que va de año.

3. Auge del “Direct to Consumer”

Gracias a la tecnología y a los procesos de digitalización de las empresas podemos recibir los productos en nuestro propio domicilio, lo cual ha llevado a que el “Direct to Consumer”, el famoso DTC, aquel que se salta directamente al intermediario, sea el nuevo credo del mercado actual. Las tiendas van a seguir existiendo, pero tendrán que asegurarse de ofrecer una experiencia tan seductora y única al cliente, que solo aquellas que sobresalgan en recursos y creatividad sobrevivirán.  Habrá que preguntarse, ¿Por qué alguien iría a comprar a una tienda cuando puede recibir ese mismo producto en su propia casa?

4. Analítica de Datos

Las grandes empresas, la mayoría de ellas multinacionales, han decidido apostar por la inteligencia artificial, por un contacto “hiperpersonalista” con su cliente. Es el que actualmente desarrollan las redes sociales como Facebook o YouTube, que una vez que han detectado cuales son los gustos y los intereses de una persona, la bombardean constantemente con información de productos o servicios de su preferencia. Cada vez habrá más encuestas y analítica de datos, cuyo objetivo será ofrecer ideas para el consumo antes de que la misma persona se haya planteado tener una necesidad. Esta nueva forma de venta también es la misma que ya vienen utilizando plataformas como Amazon o Netflix; y será una megatendencia imparable.

5. Valor Añadido

Por último, se empieza a dibujar una tendencia que podría ser un nicho importante de mercado para todos aquellos que necesiten competir con las grandes empresas, se trata del producto o servicio de calidad. Tenemos a un consumidor muy informado, que cada vez quiere obtener la mejor calidad posible por su dinero. En este sentido los productos o servicios de carácter más artesanal, de mayor cercanía local y que estén unidos a la satisfacción de otras necesidades complementarias como la información sobre una materia, la formación en un determinado ámbito, el entretenimiento o los contenidos de alta relevancia (Content Marketing), tendrán un gran impacto en el mercado de la próxima década. La empresa ya no solo proveerá de un excelente producto o servicio al consumidor, sino que deberá demostrar a sus clientes que es la mejor en su especialidad y que es capaz de darle valor añadido aportándole cuanto necesita saber sobre una materia.

Nuevos tiempos y cambios muy rápidos en el mercado en la próxima década.  Por eso, antes de seguir poniendo energía en poner en marcha tu empresa, sería bueno preguntarse: ¿Reconstrucción o revolución?